VIAJES ETÍLICOS

CERVEZA ARTESANAL EN RÍOVERDE

Texto y fotos: Cindy Agustín

Llegué a Ríoverde, San Luis Potosí como suelo hacerlo desde hace más de 10 años: con la idea de sumergirme en la Media Luna; comer unas gorditas hechas a mano en la Calle Hidalgo –muy cerquita de la Plaza de la Constitución-; y, esperar que mi destino coloque a los amigos que se han hecho de visitas esporádicas.

En esta ocasión la vibra entre ciudad y pueblo que se logra percibir en Ríoverde, no la quise sentir. Quería disfrutar de una hamaca, beber cerveza sin falsas poses y comer hasta el hartazgo.

Un gran amigo, que ha vivido temporalmente en Ríoverde, contactó a otro amigo –que aún vive y trabaja en esta ciudad- para que nos invitara a su casona rural. Son entre 15 y 20 minutos de traslado de la ciudad de Ríoverde al Ejido Progreso, en la misma localidad. El camino semi pavimentado y las cactáceas que son como acompañantes silenciosos, transforma a cualquier alma penosa y cansada… la re habilita.

Héctor Jordán, que dirige con su papá (el Sr. Héctor Gerardo Jordán) La Ceiba Casona Rural nos abrió las puertas de este hospedaje que ofrece desayunos, almuerzos y cenas de comida auténtica potosina. Para llegar aquí hay que reservar, pues a pesar de que La Casona es un paraje –para muchos- secreto; en un fin de semana cualquiera podrían estar hospedados extranjeros (suecos, franceses, italianos) y parejas de enamorados que llegan desde la capital potosina.

laceiba_hector_vinotips

Héctor es el anfitrión que todos quisiéramos tener. Cuando me mostró su cocina, botellas vacías con el logo de La Ceiba, suponían que el mezcal y el aguamiel han reposado plácidamente en este rincón construido en 1876. “También hago cerveza, pero con quién solía hacerla está en otros negocios; y tan solo pensar que la tengo que hacer solito me provoca tedio”. Héctor compra mezcales locales y realiza un tipo de maceración con hierbas; un digestivo que sus huéspedes llegan a degustar.

El tiempo transcurrió y mi mente esto construyó: “… Esa noche me enamoré como una niña y tuve una desilusión instantánea de lo que significaba amar…”.

¿Habrá sido ese digestivo que bebí? O la taquiza con asado de boda que me empaqué con varios músicos que llegaron del DF…

mondragon-fotovinotips

Al día siguiente de vuelta a Ríoverde, una cita informal surgió en un restaurante. Se presentó a medio día con un kit de cervezas. “Me llamo Alberto Mondragón, soy cervecero aquí en Ríoverde y con esto trato de poner mi granito de arena para tener una mejor visión de las cosas que nos rodean”.

Alberto, que tiene una rostro serio; comenta que es abogado de profesión y actualmente cervecero por convicción. El rock clásico y los videojuegos le han inspirado a bautizar algunas de sus cervezas. Su producción es pequeña, llega a realizar 15 litros de cerveza por cada estilo: Alpha Wolf Blonde (Blonde Ale); R.P.A. Rioverde Pale Ale (American Pale Ale). Black Hawk Stout -; Herensuge (Porter). También está la cerveza Nativitas –cerveza de temporada-(Brown Ale con mandarina y jengibre).

Ésta es la primera vez que pruebo una cerveza artesanal rioverdense. Me concentro en la Rioverde Pale Ale que tiene un aspecto ambarino, una turbidez media a alta, con espuma aperlada y sedimentos. En boca, su amargor es medio, con fortaleza alcohólica media. Es equilibrada con un pos gusto medio a alto. Tiene la personalidad de un ríoverdense: “de tono fuerte que se combina con un carácter amable, conforme más los conoces”.

Con esa sensación mágica de que un tiempo se detiene en Ríoverde y sus alrededores, me voy con una sonrisa en los labios porque sé que la próxima vez que regrese, conoceré nuevos lugares y personas que hacen de una labor turística, cervecera o cultural un estilo propio de vida.

 

laceiba-vinotips

 

La Ceiba Casona Rural

Calle Manuel José Othón No. 100, Ejido Progreso,

Río Verde, San Luis Potosí.

Facebook: La Ceiba Casona Rural

 

Dónde cenar en Ríoverde, S.L.P.

Facebook: Cena Rico Slp

  • Música en vivo; no hay venta de alcohol.

Facebook: Cervecería Mondragón

 

Standard