VIAJES ETÍLICOS

LOS VINOS DE UN ROCKERO LLAMADO MAYNARD

FullSizeRender

Texto: Cindy Agustín

Foto: Pepe Treviño

Ahora que escucho a Perfect Circle, con la voz de Maynard sonando, me transporto a la calle 158 Main Street, en el pueblito minero de Jerome (en Arizona). Es la dirección del Tasting Room de Caduceus Cellars, una bodega de vinos liderada por Maynard James Keenan, un rockero convertido en un productor de vinos y promotor incansable de la región vitivinícola de Arizona.

En un tríptico se lee que Jerome es conocida como “The Ghost City”, una ciudad minera que se fundó en el año 1876, que alguna vez fue una de las cuatro ciudades más grandes del territorio de Arizona; explotada por los minerales que se obtenían del subsuelo. Ese viernes (16 de diciembre de 2013) la ciudad todavía huele a una historia relacionada con el oro, la plata y una actividad minera mermada por la crisis económica en 1930 y la Segunda Guerra Mundial. Pero, toda la magia tenebrosa que le envuelve, se conjuga con mucho vino.

A Jerome llegué por la búsqueda de los caldos que produce Maynard. Ese viernes bendito me recibió Brian Sullivan (el sommelier de la bodega). Y lo primero que hice en cuanto entré al tasting room fue probarlos:

1) Lei Li Nebbiolo Rose (añada 2012) 100% Nebbiolo. Viñedo (Bonita Springs, Graham County, AZ). En la ficha técnica comenta que huele como un “bouquet de rosas, un suave beso de agua salada con un atardecer con los dedos en el mar”. Me gusta esta descripción soñadora; personalmente, me pareció un vino con una intensidad aromática elevada, un vino muy perfumado; y en boca sigue perfumado, con presencia mineral, tiene notas frutales, cítricos, con un pos gusto medio.

La idea -de acuerdo a Caduceus Cellars- era hacer un vino que tuviese las características de los rosados que se elaboran en la Provenza (Francia), arriesgado para hacerlo con Nebbiolo, lo que también indica que Maynard, lo que quiere hacer son vinos novedosos.

2) Kitsuné (añada 2011), 100% Sangiovese. Viñedo (Arizona Stronghold Vineyard, Cochise County, AZ). Cajas: 211. Mi impresión ante este vino de un color rojo granate, con ribete teja es de una nariz con alta tendencia a la madera, un poco de tabaco, una acidez presente con taninos poco maduros. Que, por la edad, ya no mejorará.

La lista supera cinco degustaciones de vinos; y cuando llegué al vino Dos Ladrones, mis notas fueron más positivas:

3) Dos Ladrones (añada 2012), 50% Chardonnay, 50% Malvasía. Viñedo: Bonita Springs Vineyard, Graham County, AZ. Cajas: 420. De un color amarillo paja, transparente y brillante. Tiene una intensidad aromática media, perfume de flores, durazno y miel; en boca tiene un suave amargor, recuerdos de hoja de limón, con un alcohol medio y un pos gusto medio.

Aquí fue donde me di cuenta que en esta zona la uva malvasía está bien cultivada y genera vinos aromáticos que pueden ser mezclados con otras cepas. Pregunté por el vino insignia de la bodega que solo hace 90 y tantas cajas, Nagual del Judith, que por mi escaso presupuesto no pude comprar. Es un vino que cada año está compuesto por diferentes cepas (y deferentes porcentajes de mezcla); un vino que surgió por primera vez en 2009 y que no está como muestra en la sala de degustación… que le rinde honor a la medre de Maynard, Judith Marie.

CaTastingRoom-Vinotips

Las degustaciones que me ofrecieron quise realizarlas con la mayor objetividad posible. Por dentro, a pesar de mis descripciones fugaces de mi álter ego, que le gusta lo analítico; quería beber aún más vino hecho en Jerome y disfrutarlo sin descripciones.

No hay duda que Maynard James Keenan le inyectó fuerza a la cultura del vino, y aunque ya no hace cosas en conjunto con Eric Glomski (enólogo y fundador de Page Spring Cellars), ha sido “la persona que guió al pelotón”, así lo describió Pavle Milic (propietario del restaurante FnB en Scottsdale), para entender que su figura marcó una credibilidad en la producción de los vinos y sobre todo, prospectarlos en el mismo estado y en otras ciudades importantes de Estados Unidos.

Conocer los vinos de Maynard, me llevó a conocer Jerome, a hospedarme en el hotel Connor (construido en 1898, con sus historias de fantasmas y techos de madera); beber una cerveza en The Spirit Room Bar; y observar cómo viven algunos hippies de la década de los 60s en esta ciudad ubicada en la escénica Highway 89 A. Una ciudad donde Maynard se convierte también en un fantasma obsesionado por la tierra, las uvas y los vinos de la Arizona bohemia.

 

Nota: Te invito a leer esta nota escrita por Andrew Chalk para que te informes del tipo de suelo, cepas que se cultivan en el área de Verde Valley, Sonoita/Elgin, Willcox: http://palatepress.com/2015/02/wine/arizona-wine-just-facts/

Más información: https://caduceus.org /www.jeromechamber.com

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s