VIDEOS - LINKS

THE MAJOR’S RESERVE (GLENGRANT WHISKY) & AMY WINEHOUSE

DSC_0185

NOMBRE DE BEBIDA: GLENGRANT SINGLE MALT SCOTCH WHISKY THE MAJOR’S RESERVE

ARTISTA: AMY WINEHOUSE

CANCIÓN: BACK TO BLACK

 

Cindy Agustín

Un tiempo que se detiene en una bebida. Un lamento que se esfuma en alcohol. Una voz proveniente de un alma vieja que prefirió la inmortalidad.” N. Del A.

El whisky ha llegado paulatinamente a mi vida. Con sutiles y esporádicas copas. Por ello, hasta ahora me atrevo a catarlo por cuenta propia. Confieso que tengo en mis manos las recomendaciones de la Jim Murray’s Whisky Bible 2015, y así pude hacer el siguiente #maridajesonoro.

El whisky escocés de malta (Single Malt) de la familia GlenGrant envejecido en Escocia en barricas de roble blanco, pero no sé por cuánto tiempo (pues no lo marca la botella); está inspirado en el integrante más viejo de la familia Grant, James Grant, por ello se llama “The Major’s Reserve”.

Tal como me sugiera la biblia del whisky, después de limpiar mi paladar con un poco de café sin azúcar (para quitar sabores dulces); dejé pasar varios minutos y observé el color oro en la copa tipo flauta. Lo saboreé con los ojos cerrados y pude descubrir los aromas que me recordaron a la miel, un ligero tostado como el que se desprende del chocolate (con leche); notas que se distinguen en boca, donde también se detecta un amargor muy suave al final (notas suaves de caramelo) y una astringencia media a alta, con la sensación cremosa que envuelve el paladar.

Quizás una familia legendaria podría traer a la mente del lector, un #maridajesonoro con bandas antiguas en Escocia. Pero mi paladar me refirió buscar una cantante cuya voz destacara en el ensamble de una canción. En sí, este #maridajesonoro rinde honor a la cantante británica Amy Winehouse, con esa voz que se confunde entre los estilos del jazz y blues; con una gran intensidad que me recordó estar frente a una bebida clásica con potencia alcohólica y un final sedoso.

La canción Back to Black (un álbum denominado como el mejor del 2007) encadenó un premio Grammy en 2006 para la artista.

A pesar de que Back to Black ha sido escuchada miles de veces, su esencia melancólica sigue enmarcada; aún más, si cierras los ojos y encuentras tonos retro que descaran un alma salvaje que prefirió la inmortalidad.

 

Más información: http://www.glengrant.com

Standard