VINOS MEXICANOS

UN CHENIN COLOMBARD, ¿DE LARGA GUARDA?

Cindy Agustín (Vinotips)

El jueves de 20 de marzo de 2014, la bodega mexicana Monte Xanic realizó una cata vertical del vino Chenin Colombard en la Ciudad de México.

Siempre es interesante observar el paso del tiempo en una botella; y éste era el ejercicio real que quería experimentar Hans Backhoff –hijo- (director general de la bodega). Quien comentó: “El Chenin Colombard es un buen embajador para nuestros vinos mexicanos”.

Pero, ¿por qué concluyó con esta frase?

La cata se inició entre las 8:30 p.m. y 9:00 p.m. Fueron seis etiquetas de diferentes añadas (año de producción). La primera fue 1988, y subsecuentemente fueron 1994, 2010, 2011, 2012 y 2013. Este vino hecho con uvas Chenin Blanc (98 %) y French Colombard (2%); fue el primer vino “económico” hecho por esta vinícola que consideraba a sus vinos, productos boutique.

El vino Chenin Colombard producido en 1988, “tuvo una gran calidad de uva; –comentó el enólogo y uno de los fundadores de la Bodega Monte Xanic, Hans Backhoff)-, el vino estuvo muy limpio”. A más de 20 de años de guarda, el vino de esta añada catado en marzo de 2014 es limpio en vista, con colores oro; un intensidad aromática media con aromas peculiares de la uva, cítricos y combinación de especias como el tomillo. Y en sabor, tuvo una fortaleza alcohólica, buena acidez con un postgusto medio a corto.

Una verdadera sorpresa para un vino blanco. Curiosamente, el vino producido en 1994, tuvo una variación. Tuvo un ligero amargor en boca, una mayor presencia alcohólica. Se concluyó que ya no tenía más futuro. A partir de la añada 2010 las notas florales fueron más perceptibles, el posgusto se alargó y obviamente el color del vino tenía tonalidades de amarillo paja (coherente con la añada).

Una cata sin tecnicismos pero con mucho aprendizaje. Se encontraban ciertas características analizados con las fases gustativas en vista, olfato, gusto y tacto, que se relacionaban con el año en el cual se producían estos vinos. Así, por ejemplo, el enólogo Hans Backhoff comentó que en el 2011, la Chenin Colombard tuvo una acidez muy alta, sin que llegara alterar el azúcar residual de la propia uva.

Aprovechando el encuentro, se comentó que entre julio y agosto de 2014, estará saliendo a la venta el vino Chenin Colombard 2013, que anticipo, es un vino muy expresivo, frutal (piña, durazno), muy aromático y perfumado, con una ligera nota mineral que se complementa agradablemente. Es por ello, que el Hans Backhoff finalizó la cata comentando que la “Chenin es una planta feliz.. se da bien en el Valle de Guadalupe”, y por tanto agradeció a la misma tierra la posibilidad de “producir vinos blancos de larga guarda”.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s